Teléfono
Email
Bu-Motor

Nuestras Noticias

Manténgase informado de las últimas novedades

Ahorrar en tus neumáticos con una presion de aire adecuada.

Ahorrar en tus neumáticos con una presion de aire adecuada.
Jueves, 27 de junio de 2019

Los neumáticos son un elemento fundamental para nuestra seguridad al volante. Al fin y al cabo, son el único componente del vehículo que está en contacto directo con el asfalto. También son los responsables de que tanto la adherencia como la tracción sean las óptimas.  Además, las posibilidades de sufrir un pinchazo se elevan considerablemente. Asimismo, una presión inadecuada en los neumáticos no solo afecta a la seguridad. Nuestro bolsillo será también uno de los principales perjudicados, ya que es sin duda el factor que más afecta al desgaste de las rudas.. Por eso, aquí te vamos a enseñar cómo comprobar la presión de los neumáticos.

Así debemos comprobar la presión de las ruedas

Para evitar todos estos riesgos, lo que debemos hacer es comprobar, al menos, una vez al mes la presión de los neumáticos. Más aún si estamos a las puertas de hacer un largo viaje en coche. Estos son los pasos que debes seguir para hacerlo de forma correcta:

En primer lugar, debes saber que la presión de los neumáticos se mide en frío, por lo que no conviene realizar más de cuatro o cinco kilómetros antes de comprobarlo. En caso de que te pille en mitad de un viaje y el neumático esté caliente, recomendamos agregar un pelín más de presión a lo indicado por el fabricante (0,2 bares más es suficiente) e inmediatamente después de terminar el viaje, ya en frío, volver a comprobar la presión.

Para saber cuál es la presión ideal, tenemos que recurrir al manual de instrucciones del coche. También será común encontrarnos con la tabla de presiones en la puerta del conductor o en la tapa del combustible. Una vez que identificamos la medida de nuestros neumáticos, y en base a la carga que vaya a soportar el coche, procedemos a meter (o sacar) aire en cada rueda para dejarlas en la presión correcta.

Llegados a este punto, hay que decir que no debemos fiarnos al 100% de lo que midan los manómetros de las gasolineras. Con el paso del tiempo y, sobre todo, si no han tenido un buen cuidado, pierden precisión. Lo ideal es llevar con nosotros un manómetro de bolsillo que sí nos diga con exactitud qué presión llevamos en los neumáticos y, a partir de aquí, llegar a la cifra recomendada por el fabricante. Por unos 15 o 20 euros podemos obtener uno ya de cierta calidad.

En los coches comercializados después de noviembre de 2014 ya viene de serie el sistema TPMS que mide de forma monitorizada el nivel de presión que lleva cada neumático. Eso sí, para que sea útil y te notifique la alerta de presión baja debes resetear los valores una vez que pones la presión correcta. Ah! Y tampoco olvides comprobar la presión de la rueda de repuesto si tu coche la equipa, nunca sabes cuándo puede ser necesaria…

Fuente : https://www.autocasion.com

    Contacto

    El objetivo de tratar sus datos personales, es poder ofrecerle el servicio y/o producto solicitado. Sin embargo, puede aceptar las finalidades que necesite marcando la casilla correspondiente y clicando en el botón ENVIAR.

    Enviando

    (*) Campos obligatorios

    Últimas noticias